Archivado con la Etiqueta: Canon AEDE

Google y el canon #AEDE, lo que le puede pasar a los medios de comunicación

Los medios de comunicación

Esta es una colaboración que publiqué en la web de infocif, la red social de empresas.

Los medios de comunicación y sus grupos editoriales, así como las formaciones relacionadas con los derechos de autor (sic), han conseguido que en la novísima reforma de la LPI (Ley de Propiedad Intelectual) se establezca el llamado “Canon Google” (por cierto, mal llamado: Google es el menos perjudicado a la hora de asumir los costes de esta reforma).

A través de este canon, los medios de comunicación deberían ser remunerados (llámalo remuneración, llámalo indemnización, llámalo “impuesto revolucionario”) por los agregadores de noticias que toman un fragmento de contenidos procedentes de sus medios para mostrarlos en una hoja de resultados estructurados. Por ejemplo, las webs de meneame.net o news.google.comPero se les puede volver en contra.

¿Estás dispuesto a perder tu tráfico? (Google, el canon #AEDE y los medios de comunicación)

La intención de este post no es “meter miedo” con respecto al canon AEDE. Gente mucho más preclara que yo lo ha hecho ya. Os recomiendo las siguientes entradas:

Este post va sobre SEO y la visibilidad de los medios

Pues sí, dejemos la parte “opinión” y vayámonos a la cuestión del tráfico: de dinero, de money, de ingresos, de revenue, de CPM (de pasta, vamos). El tráfico que le ofrece Google a los medios es Mayúsculo. Con M mayúscula. Con M y todas las letras (MAYÚSCULO). Ocurren dos cosas: o bien muchos de los medios tienen unos analistas fantásticos (haberlos haylos, de hecho), o desconocen el “bocado” de tráfico que les puede suponer el no salir en este tipo de webs). Reproduzco el “diálogo simbólico” entre Google y los medios españoles:

  • (Google) –Si me vais a obligar a pagar, cierro Google News en España y punto.
  • (Medios) –No, si no queremos que cierres. Queremos que te quedes, ¡pero páganos!

La ventaja de los medios es que salen antes. Hasta cierto punto, es algo lógico. Un medio de comunicación va a ofrecer una información mucho más certera (bueno, podríamos dudarlo :D) y veraz (también podríamos dudar de esto :D). Recordad que los clientes de Google no somos quienes les pagamos anuncios: son sus usuarios. Si los usuarios se largan porque su experiencia no es buena, el cliente se irá también y no habrá impresiones para mostrar anuncios.

Subida de un 30% del tráfico en Brasil

Los medios brasileños ya lo vivieron en sus carnes cuando intentaron, hace unos años, imponer un canon similar en Brasil. El resultado fue catastrófico para los medios tradicionales (“el papel”, para que nos entendamos), mientras que los grandes beneficiados fueron los medios nativos digitales (tipo Terra Brasil), que obtuvo alrededor de un 30% de su tráfico directo con la desindexación de Google News de los medios. Y no sólo eso. Terra Brasil consiguió, durante el tiempo en que sus competidores estuvieron sin salir en Google, un número de referencias en forma de links entrantes que convirtió al medio en uno de los más potentes en base a enlaces entrantes en aquel período. Cosa que a día de hoy, no solamente le renta sobremanera, sino que a la larga le será aún más beneficioso.

Estamos hablando de un 30% de ganancia en forma de tráfico. Por ejemplo, en la edición digital de un periódico como MARCA (el medio de comunicación online más potente que existe en nuestro país), que al mes sirve alrededor de 440 millones de páginas, un 30% de tráfico significa alrededor de 132 millones de páginas vistas. Supongamos, por ejemplo, lo que este incremento del tráfico podría significar en el caso de 5 € cada mil impresiones (y eso que MARCA tiene varias impresiones por página, pero por poner un número pequeño, ya que las tarifas de CPM van desde los 40€): un 30% de tráfico más serían 660.000 € al mes. Número que, sumado a la cuenta de resultados del grupo, no está nada mal.

De esta manera, no parece muy inteligente esta lucha contra Google. No nos engañemos, la historia no va sobre agregadores. Ya en su día el señor Alierta (presidente de Telefónica) dejó caer que le iba a cobrar un canon a las páginas webs (es decir, a Google) por que los usuarios utilizaran su ancho de banda (es decir, el de Telefónica) para acceder a las páginas webs (es decir, a Google). Los medios de comunicación digitales tienen más que comprobado que los media tradicionales no entienden internet: ni saben cómo monetizar su tráfico ni cómo financiar los costes mastodónticos de sus organizaciones (aunque esto último quizá se escape al tema de este artículo). Por eso, tanto sus editoriales como sus lobbies relacionados con los derechos de autor (véase AEDE, SGAE, CEDRO…) o similares, atacan al más adinerado: Google. Y lo hacen como elefante en cacharrería, apoyados por políticos que ignoran el mundo de internet y que votan, mayoritaria y borreguilmente, las directrices de su partido de turno. Así, como ya denuncióPilar Portero, van a llevarse por delante a los agregadores pequeños. Un ejemplo claro de esto es Menéame, pyme que apenas puede cubrir gastos.

Un experimento, un 40% de tráfico menos para Axel Springer

Axel Springer, el más destacado grupo editorial alemán, es además uno de más importantes del mundo en el sector (entre otros medios de comunicación, es el editor de Bild). El grupo hizo un experimento junto con otros 200 medios de comunicación de Alemania: consistía en no permitir a Google indexar sus contenidos, de manera que el buscador no pudiese mostrar en la zona destinada a Google News sus artículos. ¿Resultado? Un 40% de tráfico menos desde los resultados normales, y un 80% menos de tráfico procedente de Google News. Esto último fue algo extraño, puesto que si no permites a Google mostrar snippets en los resultados de Google News, la caída tendría que haber sido del 100% (mi opinión es que se debió a las noticias, antiguas, que Google ya tenía cacheadas). Ayer lo avanzó la agencia de noticias Reuters: “Germany’s top publisher bows to Google in news licensing row”.

Gracias a Jose Luis Loren he podido sumar los medios más importantes de Axel Springer (una parte solo de las webs que manejan: bild.de, Autobild, Computerbild y Die Welt) y solo con esas URLs controlan 1840 millones de páginas vistas al mes, lo que podría suponer, con un CPM de, pongamos solo 2€, unas pérdidas mensuales de 1.4M de euros al mes. No está mal ¿verdad?

Pero aún así, no se enteran (parece)

Pues no, parece que no se enteran. El consejero delegado de Axel Springer, Mathias Doepfner, asustado por el “poder” de Google, ya ha solicitado a legisladores, jueces y demás que tomen cartas en el asunto para establecer límites. Lo que se llama poner puertas al campo, vamos. Google, obviamente, trata de arrimar el ascua a su sardina para alabar la decisión del gigante alemán y decir que ellos (o sea, Google) están contribuyendo al éxito económico de los editores de noticias. Para ser exactos, Google News lleva más de 500 millones de visitantes a los sitios web alemanes cada mes.

Y esto no acaba aquí. Ni en Alemania ni en España.

Alemania, por un lado, afronta un 2015 turbulento. Para empezar, la oficina de patentes y marcas del país se dispone a tomar una decisión sobre la Ley de Propiedad Intelectual. España, por su parte, habrá que observar la evolución de la situación tras la reciente aprobación de nuestra LPI.

Ya sabéis de mi relación amor-odio con Google pero… En esta ocasión, estoy a favor del gigante estadounidense. Y sí, estoy deseando ver cómo los medios tradicionales nacionales persisten en su desesperación por mantener un statu quo caduco, obsoleto y difícil de sostener: la mayor parte de las veces por su incapacidad para adaptar a la realidad actual sus redacciones (por no hablar de los superlativos sueldos de sus elefantiásicas organizaciones). Hubo muchos medios de comunicación que, en su momento, despreciaron la publicidad online; la ofrecían a sus anunciantes, gratis, cuando éste compraba publicidad en papel. Ahora quieren desandar el camino para recuperar lo perdido pero, ¡ay, amigos! Es una tarea harto difícil. ¿Verdad?