No estoy orgulloso

Por primera vez desde que monté mi empresa estoy decepcionado conmigo mismo.

Agustín, MJ Cachón, Miguel Nicolás, Natalia López, Sergio, Jose Antonio, Isabel, Cristina, Julia, Belén, Paloma, Jose Miguel. Han sido señoras y señores Muñoz.

Por primera vez desde que monté mi empresa no tengo, al menos, un 33% de mi empresa mujer.

He tenido la suerte de contar en Señor Muñoz con grandes profesionales, hombres y mujeres, pero ante igualdad de capacidad y aptitud entre dos perfiles, mi elección era ella. Porque eran buenas, muy buenas, porque lo tienen mas difícil, porque el SEO es un mundo eminentemente masculino y porque creo que merece la pena apostar por diversificar y ayudar a entrar en el mercado laboral (o desarrollarse) a grandísimas profesionales.

He llegado a tener mayoría femenina (Gracias Julia, MJ, Isabel y Natalia). Y ya no. El 100% de Señor Muñoz es varón. No hay Señoras Muñoz (Gracias Belén, Paloma, Cristina) . Y no, no estoy orgulloso.

En la última oferta de trabajo que publiqué la relación hombre-mujer fue de 85%-15%. Con mucha diferencia de nivel. De las personas que llegaron a la fase final, solo había dos mujeres y lo acompañaban dos varones.

Una no pasó el corte técnico. Quedaban tres. Lo cierto es que la segunda mujer era la mejor de los tres aspirantes. Pero, cuando todo estaba claro desde el principio, le hicieron una oferta para quedarse donde estaba (de esto hablaremos en otro momento), y se quedó en su silla.

Así que, de las cuatro personas, me quedé con dos grandes profesionales y uno de ellos se convertirá en un Señor Muñoz. Por primera vez el 100% de mis trabajadores será hombre. Me siento un señoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *